- La vida a la bodega -

Crear el mejor vino es un arte que requiere unos conocimientos técnicos y una gran tradición. Alli tambien hay el respeto, el atento del vivo, y de la suavidad.

Para hacer los mejores de los vinos de Alsacia, ya debemos obtener los mejores de las uvas. Todos los cuidados que se dieron a la viña, a cada momento del año, van a continuarse en el mismo espíritu a la bodega.

 

 

Las uvas se recogen a la mano, al momento elegido en función de la madurez de cada parcela, y transportadas delicadamente hasta la sala de presadura. Exprimimos con más suavidad posible nuestras uvas, dejando lentamente escurrir el jugo en una cuba de récépcion. Allí tomamos el tiempo, todo el tiempo que es necesario para extraer el mejor jugo.

Luego, despues una noche de descanso, el jugo que se aclaró naturalmente, es separado de sus partes más gruesas: los bourbes. El zumo de uvas se pone a continuación a fermentar en los rayos en madera, o cubas en inox.

Allí, sin levadura selectionada ni de adición de sustancia extranjeras a la uva dejamos las levaduras naturales de la uva comenzar su lento trabajo, a su ritmo, y transformar los azúcares de la uva. Luego durante el invierno que sigue, otras fermentaciones van a producirse, y volver el vino más estable Es en esta lentitud y cumplimiento de los procesos naturales que el vino elabora toda su complejidad y da cada año los caracteres tan únicos de cadas de las tierras de nuestros dominio.

Cuando el vino esta listo, elegimos el mejor momento para el embotellado. Después de un préfiltracion ligero a la primavera volve el vino más claro y brillante. Luego los vinos blancos se ponen en botella en nuestras bodegas antes de la nueva cosecha en agosto y en setiembre. Luego descansarán hasta el momento o lo juzgaremos listo y digno de figurar sobre su mesa.

Para el vino rojo resultante del Pinot Noir, el proceso es más complejo: en efecto, el pinot negro es una viña a jugo blanco, el color se oculta en la piel de la uva.

Para hacer un vino rojo, es necesario pues hacer macerar las pieles de las uvas en el jugo, durante toda la duración de las fermentaciones las partes sólidas de las uvas tienen la fastidiosa práctica de flotar. Es necesario pues sumergir regularmente estas partes en el jugo para que el contacto sea el más importante posible.

Mañana y noche, nosotros procedemos a un pigeage manual que consiste en empujar, con ayuda de una herramienta al cabo de una larga manga todas las partes sólidas dentro del jugo. Despues de la fermentación, el Pinot Noir esta exprimido, y conservado a la bodega en barricas de roble, durante 6 à 10 mois antes de su puesta en botella. Según el alumbrado del vino natural decidemos filtrarlo ligero o en absoluto.

return